Disposición del cigüeñal y orden de encendido en los motores policilíndricos

La disposición de las muñequillas del cigüeñal, o codos de unión de la bielas de cada cilindro con el mismo, está en función del número de cilindro de/ motor, ya que para cada ciclo de funcionamiento se realizan tantos impulsos motrices (explosiones) como número de cilindros haya. Por tanto, las muñequillas tienen que estar dispuestas de forma tal que los impulsos motrices se equilibren con respecto al círculo de rotación que describe el cigüeñal.

En los motores de cuatro tiempos, como cada ciclo de funcionamiento se realiza durante un giro de 720° del árbol motriz, la separación de los codos de cigüeñal o distancia entre encendidos, corresponderá a un ángulo de giro de α = 720°/N

α = ángulo de separación de encendidos

N = número de cilindros en el motor

Igualmente, para motores de dos tiempos, donde cada ciclo de funcionamiento se realiza durante un giro de 360° del árbol motriz, las muñequillas del cigüeñal deben estar situadas de forma que los encendidos se sucedan con un ángulo o desfase de α = 360°/N